Energía hidroélectrica:
el dinero para las empresas cae del cielo.

La conformación del actual mercado de la energía en España permite a las centrales hidroeléctricas hacer un buen negocio gracias a un recurso público como es el agua. El sistema primero cubre la demanda con energías renovables como la fotovoltaica y la eólica, además de la nuclear. A partir de ahí comienzan a entrar otras como la hidráulica y, finalmente, el gas, que es la más cara de todas. Y es la última tecnología en entrar en el pool la que determina el precio para todo el mercado; es decir, si hace falta gas para abastecer la demanda, el consumidor va a pagar el resto de energías al precio del gas aunque sus costes de producción sean mucho más bajos.

Presa de Alcántara.jpeg

Presa de Alcántara.

Fuente: 

DEb 109, Wikipedia.

Esto es lo que se conoce como “beneficios caídos del cielo”, con los cuales pretende acabar el Gobierno actual. “Yo los llamo intereses de usura, y es la gran diferencia que en algunos casos hay entre el coste de la producción de la electricidad y el precio de venta de la electricidad”, explica el ex director general del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), Álvaro del Río. (...)

“Desgraciadamente, por parte de la administración no hay un departamento de supervisión para vigilar cómo funciona en cada momento. Solo lo hacen cuando hay una reclamación o una anomalía”, se queja Álvaro del Río. (...)

Leer artículo completo / Fuente: 

https://www.lamarea.com/2021/08/13/energia-hidroelectrica-el-dinero-para-las-empresas-cae-del-cielo/

Dani Domínguez. 13/08/2021.